Tarta de queso

Recuerdo un viaje que hicimos a Galicia con muchos recuerdos gastronómicos. Hay ciertos sabores que me trasladan a ese viaje, los mariscos, el pescado y la tarta de queso. En cada lugar donde nos quedamos a dormir probamos la tarta de queso, siempre casera, cada una distinta a la anterior pero todas buenísimas.

Hoy os traigo una receta súper fácil de tarta de queso. Os va a encantar, se prepara muy rápido y queda tremendamente buena.

Ingredientes:

  • 900 gr de queso crema (tres tarrinas)
  • 1 cucharada de harina de trigo
  • 250 gr de azúcar blanco
  • 5 huevos grandes (L o XL)
  • 500 ml de nata para montar (mínimo 35% materia grasa)
  • Una hoja de papel de horno
  • Mermelada para decorar al gusto
  • Fresas o frutos rojos para decorar

En un bol grande, añade el queso y el azúcar, con ayuda de unas varillas, mezcla hasta que se integren los ingredientes. A continuación añade la nata y los 5 huevos. Mezcla con las varillas.

Tamiza la harina y mezcla hasta que estén todos los ingredientes bien integrados. *es importante tamizar para que no queden grumos de harina en la tarta de queso.

Precalienta el horno a 200°C y prepara un molde desmoldable de unos 25cm de diámetro. Moja el papel de hornear y escurrelo.

Coloca el papel sobre el molde, ves con cuidado e intenta que todas las partes del molde tengan el papel, es una mezcla líquida y necesitamos cubrir bien el molde para que no se vierta el líquido ni se salga del molde.

Vierte la mezcla en el molde y hornea entre 40-50 minutos a 200°C con el horno arriba y abajo. Ves revisando la tarta en el horno, cuando la parte superior esté dorada, ya puedes sacarla.

Nota: puedes hacer la tarta en moldes individuales, corta papel de horno a cuadrados para poder cubrir los moldes individuales. El tiempo de cocción será menor en función del tamaño del molde, revisa el horno a los 20 minutos para comprobar que están hechas las mini tartas y no se queman.

Para decorar, yo he usado mermelada de arándanos y como toppings he puesto fresas naturales. Puedes usar mermelada de fresa y poner grosellas, arándanos y frambuesas para decorar. Si no te gusta la mermelada, puedes hacer un topping de chocolate blanco rayado junto con queso parmesano. Le da un toque especial a la tarta.

Espero que os animéis a hacerla, es súper fácil, queda buenísima y nunca sobra!!

Usa una espumadera para sacar las porciones, es una tarta muy blandita y así evitarás romper las porciones. En la foto puedes ver que a mi se me ha quedado torcida

Consejo: si quieres llevar la tarta a una comida o cena en otra casa, lleva la mezcla hecha en un tarro de cristal, coge el molde y el papel de horno y mientras disfrutáis de la comida o cena, puedes tener la tarta en el horno.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: